Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
17 mayo 2013 5 17 /05 /mayo /2013 08:53

Como una luz que se cuela por debajo de la puerta

Como la gota de un hielo que se deshace poco a poco

Así transcurre su vida, vergonzosa y agónica.

 

Como la sal de la espalda una tarde de verano,

Como el domingo en una noche de noviembre,

Así transcurre su vida, molesta y oscura.

Como los brazos de una marioneta

Como el filo de la Espada de Damocles

 

Así transcurre su vida, manipulada y amenazante.

Odia el camino que su mente le dice

Desea el camino que su corazón le dicta,

 

Quizás en un futuro que será pasado,

Quizás en un presente que será futuro

Ella podrá volar, ella podrá respirar

 

Ser mujer y volverse a enamorar.

Compartir este post

Repost0
10 mayo 2013 5 10 /05 /mayo /2013 16:58

Ojos ensangrentados de una envidia  por ser dueños de nuestra vida,

Llaman a la puerta de nuestro paraíso y nadie les quiere abrir.

 

Porque se convierten en el brazo ejecutor que tiñen de negro mi tranquilo corazón

Sólo piensan en sí mismos, avispas que  dejan su veneno y luego se van sin más.

Como niebla que no te deja ver y que no te deja avanzar por el camino elegido.

Collar de espinas que se clavan  sin dejarte apenas respirar y te oprimen sin piedad.

Ellos no quieren hablar, vomitan palabras sin pensar en el daño que pueden causar

Palabras que son cuchillas  en mi piel y brochazos que pintan agujas de rencor.

Cansado de caminar y olvidar, de barrer y esconder en el baúl de la oscuridad

Cicatrices abiertas que se vuelven a cerrar al son de una música que no es celestial. 

 

De seguir este maldito guion que me dice cómo debo ser y actuar,

Ya soy mayor y no me quiero arrodillar ante sombras pintadas en la pared,

Sus gestos ya no quiero ver, porque ellos son los que me enseñaron a gritar.

EXf3_65OYeYGWp85tZ0zyNxIV_1pdSNmsDmR7cNlb_8.jpg

Compartir este post

Repost0
27 febrero 2013 3 27 /02 /febrero /2013 08:43

 

 

Entre picotazos blancos y señales moradas

su triste y negra infancia vomitó;

 

mientras pintaba paredes que la lluvia pudrió

sus miedos afloraron como fieras acorraladas.

 

 

 

Su roja sangre se convirtió en Ginebra de Bar,

su blanca sonrisa en hoja de frío cuchillo,

 

penetrando la vida tan frágil como la de un niño

con el quebrado sonido de su muerte al galopar.

 

 

El cáncer de su corazón se transformó en mujer  

mujer que arropaba su miedo al caer la noche

la misma que le abrazaba de dolor y no le dejaba crecer

 

Un crujir a madera podrida se oyó a lo ancho de la ciudad

entre gente y murmullo ya no pudo salvar

el balanceo y lento caminar, de su pobre soledad.

 

 

 

 

Compartir este post

Repost0